En 2022 han colaborado con nosotros 7.506 personas.
Contamos contigo para seguir trabajando en una reflexión que dote de sentido e invite a una acción transformadora. ¡Queremos ser 8.000! Colabora
 

Espiritualitat

31 Mayo 2013

Pedro Claver es un caso extremo de solidaridad, tanto por lo que realizó como por la perspectiva desde la cual lo llevó a cabo. Treinta y ocho años dedicado en cuerpo y alma a los esclavos africanos que llegaban agonizantes al puerto de Cartagena es vivir una vida entregada hasta el extremo. Pero más aún lo es vivirla «desde el reverso de la historia», es decir, perteneciendo a los esclavos. En este cuaderno se explica su forma de hacer y evangelizar, así como la fuente que animaba todo su apostolado.

30 Noviembre 1987

El Centro Cristianisme i Justícia quiere, en los días del cambio de año, dar a luz el presente Manifiesto. Otras veces aprovechábamos estas fiestas para reflexionar sobre las tareas y los retos pendientes para el año nuevo. En este caso, el presente escrito afronta uno de los desafíos más serios que tiene hoy ante sí nuestra Iglesia, y que constituye un reto no sólo para el próximo 1988 sino para todos los años futuros. De ahí que el cuaderno deba ser leído como expresión de las líneas de referencia para el Centro.

31 Octubre 1990

Presentar a San Ignacio como un mistagogo – en la cultura Helénica, era aquel que iniciaba, que introducía a los fieles en el Misterio – implica distinguir los dos momentos de todo proceso iniciático: el propio recorrido del mistagogo, su aprendizaje hasta convertirse en maestro, y después, la pedagogía que ofrece para iniciar a los demás. Sus pasos trazaron un camino y éste es el que nos disponemos a recorrer, después que ello empezara hace ahora quinientos años. Les invitamos a leer este Cuaderno acompañando en sus pasos al Peregrino.

31 Enero 1995

"El que quiera salvar su vida la perderá y el que la pierda por Mí y el evangelio la salvará" (Mc 8,35). Esta frase es una paradoja frecuente en Jesús, quien proclama bienaventurados a los pobres y a los que lloran, pero no porque pobreza y llanto sean criterios de dicha, sino porque ellos son (y serán) poseedores del Reinado de Dios y de la risa definitiva. Aquí tenemos otra vez paradoja  y apuesta.

1 Febrero 1997

Hay momentos en que, si nos atrevemos a ser absolutamente sinceros, los mismos creyentes podemos  tener la sensación de que hablar de Dios a finales del siglo XX resulta anacrónico, "pasado". Empeñarse en seguir hablando de Dios, ¿no es sencillamente querer mantener una reliquia de un pasado que ya no es nuestro? Además, creer o no creer en Dios, ¿establece alguna diferencia en la vida de los seres humanos? Creer en Dios, reconocerle como tal, es guardar sus mandamientos, cada uno desde su situación: y su mandamiento no es otro que amar como él.

1 Junio 1998

Este Cuaderno intenta plasmar lo necesario que es que los cristianos del cambio de milenio adquieran una conciencia más honda y vital de lo que significa el don del Espíritu. Lo que hace falta para transformar la Iglesia y la sociedad es permanecer atentos a lo que el Espíritu comunica a las Iglesias dejándonos guiar, sin recelos ni resistencias hacia donde él nos indique. Sólo desde la fidelidad al Espíritu de Dios nuestro mundo podrá ser transformado y verdaderamente salvado. A través de sus páginas, el autor va desgranando la esencia del Espíritu, fuente de vida.

1 Julio 1998

El presente Cuaderno continúa al nº 57 que apareció hace ahora cuatro años debido al gran éxito del anterior. Sospechamos que el éxito de aquel Cuaderno se debió a que, en un tipo de escritos como éste, hablan los que habitualmente no suelen tener voz.Cuando hablan los que no tienen voz, por lo general  sólo pueden hablar de experiencias. Y la experiencia es lo que más nos acerca a los hombres. Al final de la lectura el lector tiene derecho a quedarse con la pregunta: ¿montaje subjetivo o camino real de salvación?

10 Septiembre 2000

El presente Cuaderno es provocativo. Algunos lo consideran parcial, desmedido en su contraposición entre lo que el autor llama la espiritualidad espacial (que denuncia como evasiva) y la espiritualidad simpática (con la que el autor simpatiza). Que la incomodidad que estas páginas puedan provocar a algunos ayude a ajustar todo aquello que anda desajustado en nuestra búsqueda de Dios, y que nos ayude a verificar que esta búsqueda nos lleva –con la misma pasión– a la búsqueda de los hermanos más injustamente tratados.

1 Enero 2002

El autor en este cuaderno aborda un complejo problema. El de la fe, la creencia, y su interrelación y crisis que se vive. La búsqueda de Dios, el amor, la libertad o el rostro de Jesús irán apareciendo a medida que el lector vaya leyendo estas páginas en las que de forma muy sencilla y cercana se podrá entrar en un diálogo interno de discernimiento que ayude a avanzar a todos aquellos que alguna vez hayan tenido un sentimiento de ateísmo como el que tuvo Mª Ángeles.

1 Abril 2003

El autor quiere a través de este Cuaderno comunicar sus reflexiones e imágenes que le sirven para pensar y gozar del Cielo. En sus palabras, no es más que la vida en plenitud del Reino de Dios, más allá de nuestra historia, del espacio y del tiempo en el que vivimos nuestra vida biológica y su relación con nuestra tierra. Al fin y al cabo, preguntarse por Cielo no es otra cosa que preguntarse por el sentido y el destino último de todo esto que conocemos.

Páginas