FacebookTwitterYoutubeInstagramTelegram

Haití: un futuro incierto

204
Papeles
Fecha de publicación: 
Mayo 2010

Haití, primera colonia americana en obtener la independencia. Un mal ejemplo, según los imperios. En el estado más pobre de América, el terremoto ha evidenciado las heridas del país. Sin soberanía alimentaria, vive de las remesas que envían los emigrantes, fuga de cerebros, mucho trabajo informal, poca productividad y actividades sin valor añadido. Un país desestructurado y sin organizaciones. Ni las ONG saben cómo actuar. Posibles motivos de esperanza: incipientes movimientos populares, crecimiento de una clase media, mejoras educativas, grupos de reflexión sobre cómo estructurar el futuro o la riqueza cultural.

Autor/a

Jesuita. Ha trabajado gran parte de su vida como sacerdote obrero. Estos últimos años ha participado en proyectos educativos y de desarrollo en América Latina: Haití, El Salvador, Honduras... Forma parte del equipo del área social de Cristianisme i Justícia. 

Ayúdanos a difundir la tarea de Cristianisme i Justícia    Colabora