FacebookTwitterYoutubeGoogle PlusInstagram

De «la tristeza de ser hombre» a «la libertad de hijos»

63
Cuaderno
Fecha de publicación: 
Enero 1995

"El que quiera salvar su vida la perderá y el que la pierda por Mí y el evangelio la salvará" (Mc 8,35). Esta frase es una paradoja frecuente en Jesús, quien proclama bienaventurados a los pobres y a los que lloran, pero no porque pobreza y llanto sean criterios de dicha, sino porque ellos son (y serán) poseedores del Reinado de Dios y de la risa definitiva. Aquí tenemos otra vez paradoja  y apuesta. Las páginas que siguen intentan desentrañar un poco esa paradoja y esa apuesta.En una primera parte vamos a buscar diversos accesos, todavía no creyentes, al ser humano, para mostrar cómo la paradoja o la contradicción brotan constantemente del hombre. En una segunda  parte  se  intentará  leer  creyentemente  la  paradoja  humana,  hasta  la  suprema contradicción entre justo y pecador, y hacia la apuesta práxica por la liberación de esa contradicción, en la armonía trascendente de todas las paradojas del hombre.

Autor/a

Jesuita. Miembro del Área Teológica de Cristianisme i Justícia. Entre sus obras, cabe destacar La humanidad nueva. Ensayo  de cristología  (1974); Acceso a Jesús (1979); Clamor del Reino (1982) o Proyecto de hermano, Visión creyente del hombre (1989). Els seus darrers llibres son El rostro humano de Dios (2008), Otro mundo es posible... desde Jesús (2009) y Herejías del catolicismo actual (2013). Escribe habitualmente en La Vanguardia. Es autor de numerosos cuadernos de Cristianisme i Justícia.

Ayúdanos a difundir la tarea de Cristianisme i Justícia    Colabora