FacebookTwitterYoutubeInstagramTelegram

«Uno de tantos» (Fl 2,7)

95
EIDES
Fecha de publicación: 
Mayo 2021

El cristianismo que es seguimiento de Cristo, consiste en una vida, toda ella, convertida en verdadero culto. Este no se reduce a los actos propiamente “religiosos”, como la oración o los sacramentos, sino que la existencia entera del cristiano ha de convertirse en una forma de vivir para Dios. La secularidad, entendida como la condición humana y mundana de nuestra vida, es la sustancia del vivir cristiano.  Para tomar conciencia de ello, dos contemplaciones ignacianas (la de la vida oculta de Jesús y la Contemplación para alcanzar amor) nos pueden ayudar: contemplando los años de vida corriente de Jesús contemplamos una manera simplemente humana de vivir abierta al Padre en medio de la gente; en la Contemplación para alcanzar amor, disponemos de una mistagogía para vivir la opacidad de lo humano y mundano con toda la riqueza mística de la humanidad de Cristo. Vivir estas dos meditaciones como una sola, es lo que propone este cuaderno.

Autor/a

Jesuita. Teólogo. Miembro del área de espiritualidad EIDES de Cristianisme i Justícia. Estudia la espiritualidad a partir de la inserción en un medio popular y en la acción social que desarrolla en Cornellà del Llobregat (Barcelona). Ha escrito diversos cuadernos en esta colección. Entre sus publicaciones destacan Dios la amistad y los pobres (2007); El Peregrino (2016) (edición y comentario de la Autobiografía de san Ignacio) y Una manera de estar en el mundo. Relectura de los Ejercicios Espirituales de san Ignacio de Loyola (2020). 

 

Ayúdanos a difundir la tarea de Cristianisme i Justícia    Colabora