El reconocimiento de las personas LGTBIQ+ en la Iglesia

“La Iglesia de este tiempo sinodal tiene la oportunidad de traspasar el marco de la acogida para transitar hacia un espacio de reconocimiento y de diálogo fecundo”

“El acercamiento pastoral a los católicos LGTBIQ+ no es simplemente una moda, ni una tendencia pasajera, ni siquiera algo que responda a las «presiones» de la cultura, sino una labor constitutiva de la Iglesia y una misión que encuentra sus raíces últimas en los Evangelios”. Son palabras del jesuita James Martin en el prólogo del cuaderno que acaba de publicar el centro de estudios Cristianisme i Justícia con el título El reconocimiento de las personas LGTBIQ+ en la Iglesia. Con aportaciones de los teólogos Enric Vilà y Montserrat Escribano, el cuaderno recorre la diversidad de situaciones que viven las personas LGTBIQ+ y señala la necesidad de superar ya la voluntad de acogida y acompañamiento para transitar hacia un paradigma de reconocimiento y plena inclusión.

“¿Por qué ha sido tan difícil para la iglesia católica acercarse a las personas LGTBIQ+? ¿Por qué es tan difícil para los católicos ver a las personas LGTBIQ+ como hijas amadas de Dios?". James Martin abre el cuaderno con estas preguntas y recoge los pasos significativos en el acercamiento a las personas LGTBIQ+ que se han dado a lo largo de los últimos años, sobretodo desde las comunidades de base, pero también últimamente por parte del papa Francisco. Pero las personas LGTBIQ+ son objeto todavía de severas críticas por parte de líderes de la iglesia, continúan siendo desconocidas, consideradas desde los estereotipos y rechazadas. La clave, dice Martin, es la cultura del encuentro, que el papa Francisco destaca a menudo. 

En la primera parte de la publicación, Enric Vilà describe las diversas situaciones en que se encuentran las personas LGTBIQ+ dentro y fuera de la Iglesia, poniendo de relieve cómo aún hoy este colectivo vive sometido a una violación cotidiana de sus derechos, incluso bajo la amenaza de pena de muerte, o en permanente estado de discriminación, desprotección y patologización. También en los países del mundo donde son reconocidos sus derechos, el progreso que se ha dado por sentado es cada vez más frágil y aumentan los delitos de odio. “Demasiadas personas LGTBIQ+ viven en las sombras, temerosas de ser ridiculizadas, discriminadas o incluso atacadas'', recuerda.

En cuanto a la Iglesia católica, los paradigmas por los que ha ido evolucionando en la aceptación e inclusión de las personas LGTBIQ+ son tres. En primer lugar, el paradigma del miedo, a partir de las interpretaciones literales de la Biblia como evidencia de la condena de Dios. En segundo lugar, se supera la criminalización pero persiste la sombra de enfermedad y la concepción del pecado por su estilo de vida, en el que se llama paradigma de la misericordia. Y finalmente, el papa Francisco, pronunciando por primera vez la palabra “gay” -“si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarla?”-. inaugura el paradigma del reconocimiento. Pero “la inclusión de la diversidad en plena igualdad dentro de la Iglesia católica es un paradigma todavía por estrenar por la jerarquía”, dice Vilà, aunque se trabaja en ello desde hace décadas desde muchas comunidades y movimientos de base. Vilà también dedica un capítulo a repasar los textos bíblicos que se utilizan para condenar a las personas LGTBIQ+ y concluye que no permiten esta interpretación. Considera el autor que es necesario repensar, de manera radical, las reflexiones teológicas sobre la homosexualidad, precisamente por fidelidad a la Biblia y a Jesús de Nazaret.

Traspasar el marco de la acogida

Cierra el cuaderno el capítulo que firma Montserrat Escribano [ver entrevista], que apuesta por dar un paso más. “La Iglesia de este tiempo sinodal tiene la oportunidad de traspasar el «marco de la acogida» en el que se ha instalado con respecto a las llamadas «minorías sexuales» o a las mujeres, para transitar hacia un espacio de reconocimiento y de diálogo fecundo desde el que pensar la complejidad de la sexualidad y del sexo”, afirma. Según Escribano debemos buscar un marco teológico, más allá de la buena voluntad, expresada en términos de acogida o de acompañamiento pastoral, donde la libertad, la igualdad y la justicia sean preservadas por el Magisterio, el derecho eclesiástico y las instituciones eclesiales. 

La teóloga recuerda que partimos de una cuestión aún no resuelta: la idea de universalidad y de cómo definir el ser humano ha sido formulada a partir de la idea mitologizada de un hombre blanco heterosexual y el ideal de conducta eclesial ha sido la heteronormatividad, que ha actuado como ideología impuesta. “Sin embargo” -asegura- “ha llegado el momento de reclamar cambios, reformas y conversiones profundas propias de un Dios trinitario que manifiesta su proximidad y projimidad para toda la humanidad”. Así la cuestión a abordar entonces es de qué manera estamos leyendo como Iglesia la diversidad de los cuerpos y sus relaciones. Esto obliga a superar un paradigma único en el que hay unas conductas que consideramos aceptables, frente al resto calificadas de reprobables. Es cierto, según Escribano, que desde hace unos años como Iglesia estamos practicando la acogida en el caso de las personas LGTBIQ+ pero la incomodidad aparece, porque estas personas ya son Iglesia y por tanto, no necesitan ser acogidas sino reconocidas y con sus derechos respetados.

Firman este cuaderno

  • Enric Vilà i Lanao. Licenciado en teología, subdirector del centro LGTBI de Barcelona, miembro de la ’Associació Cristiana de Lesbianes i Gais de Catalunya (ACGIL) y del Forum Europeo de Grupos cristianos LGTBI.
  • Montserrat Escribano Cárcel. Doctora en Filosofía y Licenciada en Teología y en Humanidades. Profesora de la Facultad de Teología "San Vicente Ferrer". Forma parte de la European Society of Women Theological Research (ESWTR).
  • James Martin. Jesuita. Escritor y editor de la revista America. Consultor de la Secretaría de comunicación del Vaticano y autor de Tender un puente (2018) donde explica cómo la iglesia católica y la comunidad LGTBIQ+ pueden iniciar una relación de respeto, compasión y sensibilidad.

Materials

  • El reconeixement de les persones LGTBIQ+ en l’Església - CAT  [descargar]
  • El reconocimiento de las personas LGTBIQ+ en la Iglesia - ESP  [descargar]
  • Recognition of LGBTIQ+ persons in the Church - ENG  [download]
  • Vídeo-entrevista con Montserrat Escribano [ver]