FacebookTwitterYoutubeGoogle PlusInstagramTelegram

Ignacio de Loyola acompañado, acompañante, en compañía

87
EIDES
Fecha de publicación: 
Octubre 2018

A través del testimonio y la vida de san Ignacio, veremos hasta qué punto las dimensiones acompañar, ser acompañado y en compañía, son bastante nucleares en el proceso de la maduración de nuestra fe, de la peregrinación de nuestra esperanza y del fortalecimiento de nuestro amor. Son, por tanto, dimensiones a tener presentes y a cultivar, no solo personalmente, sino también en los grupos y comunidades eclesiales de los que formamos parte. Y lo son precisamente en tiempos donde el narcisismo y la autosuficiencia nos conducen hacia un individualismo sin salida. 

Autor/a

Licenciado en teología. Ha sido durante años párroco en el barrio de Bellvitge (L'Hospitalet del Llobregat) y acompañante y divulgador de los Ejercicios en comunidades populares. Actualmente forma parte del equipo del Centro Internacional de Espiritualidad de la Cova de Manresa, donde coordina el "Curso de inmersión ignaciana" y el curso "Dos meses de reciclaje en teología".

Ayúdanos a difundir la tarea de Cristianisme i Justícia    Colabora