FacebookTwitterYoutubeGoogle PlusInstagramTelegram

«Pobreza» se escribe en femenino

233
Papeles
Fecha de publicación: 
Junio 2016

La feminización de la pobreza ha estado escondida durante mucho tiempo ya que, cuando se analizaban las situaciones de pobreza o exclusión social, no se incluía la variable de género. La dificultad de acceso a la educación, a la tierra y al crédito, o a la más gran precariedad y vulnerabilidad en el mercado laboral, son factores que contribuyen al empobrecimiento de las mujeres y a afirmar que «la pobreza tiene rostro de mujer». Hay que dar visibilidad a este fenómeno y entender como el género influye en el riesgo de sufrir pobreza.

Autor/a

Responsable de comunicación y editora del blog de Cristianismo y Justicia. Doctora en Comunicación Audiovisual y Publicidad por la Universidad Autónoma de Barcelona. Especialista en educomunicación, periodismo y conflictos armados, cine y estudios feministas. Es miembro de diversas organizaciones y asociaciones vinculadas a la cultura de paz y la defensa de los derechos de las mujeres.

Ayúdanos a difundir la tarea de Cristianisme i Justícia    Colabora